Andrea

Andrea

Hola, me llamo Andrea, soy de Vigo y hace seis años (el 10 de febrero de 2011) fui diagnosticada de Leucemia Mieloide Crónica.
Al principio, como para tod@s, fue muy duro. Yo estaba muy débil, tenía mucha anemia, plaquetas alteradas, leucocitos descontrolados…etc.
Después de 15 días ingresada me fui a casa deseando retomar mi vida, pero aún no iba a ser tan pronto.
A los tres meses de tratamiento con Glivec, aunque yo ya me encontraba mejor y mis analíticas eran perfectas, los resultados de las punciones no eran los esperados, así que cambio de tratamiento
.

Empiezo con Tasigna y después de ocho meses tras el diagnóstico por fin conseguimos que las punciones salgan bien y con más ilusión que nunca vuelvo a mi trabajo y a mi vida “normal”.
A partir de ese momento mi ilusión y mi deseo era poder ser madre, lo cual no resultaba nada fácil pues había que suspender el tratamiento durante el embarazo.

Después de dos años en remisión completa y mucho rogarle a mi hematóloga el 22 de abril de 2014 suspendo mi tratamiento para la LMC y el 20 de junio se confirma que estoy embarazada.
Sabemos que si hay algún descontrol durante el embarazo tenemos el Interferon que si se puede tomar en este estado. A pesar de ello mi hematóloga lo pasó fatal los 6 primeros meses, cada vez que iba a consulta (todos los meses) la tenía que animar yo a ella y aunque perdí la remisión completa todo fue bien, no me hizo falta tratamiento y finalicé mi embarazo a las 41 semanas de gestación sin ningún problema.
El 22 de febrero de 2015 nace mi hijo René totalmente sano y se convierte en la alegría de mi vida.
A la semana de dar a luz vuelvo con Tasigna, esta vez, incluso, tomando menos dosis que antes y en pocos meses vuelvo a conseguir la remisión completa.

←Volver