Leonor Alonso

Leonor Alonso

Mi nombre es Leonor Alonso y soy paciente de LMC en el Hospital Clínico de Madrid. Me diagnosticaron LCM en Febrero de 2008 (con 54 años), como resultado del reconocimiento médico anual en la Empresa. Aún recuerdo la cara del Médico de Empresa que no sabía cómo explicarme el nº exagerado de leucocitos en el resultado de mi analítica y me recomendó acudir a mi Centro de Salud por si se había producido algún error.  Mi primera reacción fue sobre todo de incredulidad, porque no tenía ningún síntoma evidente y me encontraba bien físicamente. Yo misma estaba convencida de que debía haber algún error.

Al día siguiente me repitieron los análisis en el Centro de Salud y los resultados  confirmaron el diagnóstico aunque sin poner todavía apellido a mi enfermedad.  En ese momento, mi médico de cabecera  ya me dio la baja laboral y me consiguió  cita en la Sección de Hematología del Hospital Clínico donde me recibieron a la mañana siguiente. Ahí sí que pensé que debía tratarse de  algo muy grave, pero debo decir que siempre le estaré agradecida por la rapidez con la que gestionó mi caso.

Una vez puesto nombre y apellido a la enfermedad, comencé el tratamiento con Glivec 400.  Los 3 primeros  meses  fueron complicados ya que mi cuerpo y mi mente no aceptaban esta realidad. Coincidiendo con el inicio del tratamiento empecé a encontrarme mal  anímica y físicamente.  Gracias al apoyo de mi familia y a mi hematóloga,  la Dra. Peña, fui superando esta etapa  y me incorporé al trabajo después de  3 meses de baja. A partir de ahí he llevado una vida totalmente normal, sigo en tratamiento con Glivec  y estoy a la espera de que mi Doctora me incluya en un ensayo de interrupción del tratamiento.

Durante estos casi 9 años no he conocido a nadie con esta enfermedad y no he podido compartir mi experiencia con nadie que estuviera en las mismas circunstancias. No me apetecía  formar parte de asociaciones de enfermos de cáncer de forma generalizada. Por eso agradezco el esfuerzo y la dedicación de los que habéis creado esta Asociación porque ahora ya no me siento “sola”.

Leonor Alonso

←Volver