Mari Carmen Jiménez

Mari Carmen

Soy Mari Carmen Jiménez Peran, tengo 60 años, soy enferma de Leucemia Mieloide crónica, desde el año 2002.

A raíz de realizarme un control analítico a través de mi médico de cabecera para revisar mi colesterol, detectaron los leucocitos altos y alertados por ello consideraron que era adecuado repetir las analíticas para confirmar los resultados.Al repetirlos seguían elevados e incluso seguían subiendo.

Entonces me mandaron al Hospital La Paz de Madrid, donde me hicieron una punción medular y me diagnosticaron Leucemia.
Fue entonces cuando comencé el tratamiento con 400 mg al día de Gliver hasta la fecha. Actualmente sigo el tratamiento en el Hospital Infanta Sofía en San Sebastián de los Reyes.

El medicamento desde el primer momento me sentó muy bien y no tuve ningún efecto secundario importante, excepto algún derrame ocular de vez en cuando y algo de cansancio. Por lo demás hago una vida completamente normal.

En cuanto a controles médicos, en mi caso son necesarias analíticas de control cada tres meses y la punción medular me la repitieron aproximadamente a los ocho años, con remisión completa de la enfermedad.

En el 2012 me detectaron un cáncer de mama y fui intervenida, me quitaron dos bultos y dos ganglios, recibí 33 sesiones de radioterapia, pero todo esto sin suspender el Gliver para la Leucemia.
Esto lo comento para la tranquilidad de quien se tenga que enfrentar a otra enfermedad, como lo es el cáncer, en paralelo.

Desde que me detectaron el cáncer entonces estoy tomando Letrozol que es hormonoterapia, lo único que he notado con este último medicamento, es un poquito de aumento de peso.

Quitando todo esto que he explicado tengo una vida completamente normal y con gran calidad de vida.

←Volver