Una metodología permite la identificación rápida y directa de células individuales que expresan BCR-ABL mutado en T315I

A pesar del gran éxito obtenido por el uso de inhibidores de Tirosina Kinasa (ITK) en la Leucemia Mieloide Crónica (LMC), las resistencias a las terapias se producen debido a mutaciones en el dominio ABL-quinasa del oncogen BCR-ABL. Entre estas mutaciones, el  T315I es una gran preocupación ya que hace que las células leucémicas sean resistentes a todos los ITK’s, excepto a Ponatinib.

La microespectroscopía infrarroja transformada de Fourier (FTIR) es una metodología que permite la identificación rápida y directa del espectro en células individuales que expresan BCR-ABL mutado en T315I. La especificidad de esta firma espectral se confirma usando células UT-7 humanas que expresan BCR-ABL mutado T315I-inducible por Dox, así como en células madre embrionarias.

El análisis de células UT-7 que expresan BCR-ABL en comparación con BCR-ABL T315I identificó claramente una huella molecular que podría estar en el origen de la generación de cambios metabólicos que dan lugar a la firma espectral. Estos resultados sugieren que este nuevo metodo se puede aplicar a la identificación de células leucémicas que contienen la mutación T315I a nivel de célula única y podría representar una nueva herramienta de detección temprana de clones mutantes. También se podría aplicar a las estrategias farmacológicas para atacar las células leucémicas mutadas a T315I.

Dejar un comentario