Un estudio dirigido por el Baylor College of Medicine acaba de demostrar que el gen PPM1D puede conferir a las células sanguíneas expuestas a la quimioterapia una ventaja en su supervivencia que favorezca el futuro desarrollo de leucemia.

En ocasiones, pacientes que han sido tratados con éxito con quimioterapia desarrollan leucemia muchos años después del tratamiento  Sin embargo, hasta el momento se desconocía si este aumento en el riesgo a desarrollar leucemia en el futuro podía deberse a los daños en el ADN que causa la quimioterapia, que pueden derivar en una mutación patogénica que inicie o dirija el cáncer en el futuro, o si también podían intervenir otros mecanismos, como por ejemplo, la fuerza que la presión evolutiva puede ejercer sobre las células madre de la sangre, favoreciendo unas frente a otras.

Con la edad, las células madre hematopoyéticas que residen en la médula ósea van adquiriendo mutaciones, algunas de las cuales afectan a la supervivencia de las células. En este escenario es posible que unas poblaciones tengan una mayor eficacia biológica y prevalezcan frente a otras, por lo que se favorezca su expansión dentro de las diferentes poblaciones o clones celulares. A este fenómeno se le conoce como hematopoyesis clonal. En el trabajo, los investigadores han encontrado que agentes externos como la quimioterapia pueden afectar a la hematopoyesis clonal y derivar en la aparición de leucemia o síndrome mielodisplástico.

El equipo de Margaret A. Goodel, en colaboración con el equipo de Koichi Takahashi de la Universidad de Texas, ha detectado que un 20% de los pacientes con síndrome mielodisplásico y leucemia mieloide aguda asociados a la terapia son portadores de mutaciones que alteran el gen PPM1D.

El gen PPMID codifica para una enzima que regula negativamente tanto a las proteínas responsables de detectar la presencia de daños en el ADN, como a aquellas que favorecen una respuesta frente a los daños destinada a recuperar el equilibrio celular.

Con el objetivo de determinar si las mutaciones en PPMID podían favorecer la supervivencia de las células madre de las que derivan los diferentes tipos celulares sanguíneos, los investigadores mezclaron células madre hematopoyéticas normales con células madre hematopoyéticas en las que se había mutado el gen PPM1D y evaluaron la competencia entre las diferentes poblaciones a lo largo del tiempo. En circunstancias normales, las células con mutaciones en PPM1D no mostraban ninguna ventaja. Sin embargo, tras el tratamiento con cisplatino, el equipo observó que las células con mutaciones en PPM1D eran más resistentes a apoptosis (muerte celular inducida por la presencia de daños en el ADN), lo que favorecía su supervivencia en sucesivas rondas de quimioterapia con este agente. Las células con mutaciones no parecían tener ventaja en otros aspectos como la proliferación celular.

https://revistageneticamedica.com/2018/12/19/quimioterapia-leucemia/

Deja un comentario

Cerrar menú
×

HAZ UN DONATIVO

La colaboración de todas las personas y entidades es necesaria para poder seguir trabajando y dando soporte a los pacientes de Leucemia Mieloide Crónica. Colabora con un donativo, usando los datos bancarios que aparecen más abajo. Las aportaciones económicas son sumamente importantes para poder financiar las necesidades de nuestra asociación. 

Nuestros datos bancarios son: 
IBAN  ES95 2038 9611 7160 0026 8191

Muchas gracias