Saltar al contenido
Aelemic

La LMC en personas de edad avanzada

No es infrecuente que persones de edad avanzada sean diagnosticadas de LMC. La edad avanzada no excluye en absoluto que los pacientes reciban tratamiento para la LMC. Todos sabemos que los tratamientos con ITK para a LMC son muy eficaces. Los pacientes de edad avanzada tienen la misma tasa de repuestas al tratamiento que los pacientes más jóvenes, pero en general, el tratamiento tiene una peor tolerancia.

Los medicamentos utilizados actualmente para la LMC tienen perfiles de toxicidad diferente, y entre estas toxicidades más relevantes están las que afectan el sistema cardiovascular. Los enfermos de edad avanzada frecuentemente padecen otras enfermedades para las que pueden estar recibiendo tratamientos y suelen tener un sistema cardiovascular más delicado. El propio envejecimiento hace tengan un estado de fragilidad, entendida esta, como un estado de mayor vulnerabilidad a sufrir efectos adversos de salud ante cualquier causa que represente un estrés.

Atendiendo a estas circunstancias, el médico elegirá en cada caso el medicamento que sea menos perjudicial para el paciente y tendrá también en cuenta las enfermedades que padece y los tratamientos que esté recibiendo, así como, el grado de fragilidad relacionada con el envejecimiento.

Además, los ITK tienen determinados efectos secundarios que en los pacientes de edad avanzada son más acusados y más frecuentes como por ejemplo el cansancio. Si un medicamento concreto no es bien tolerado se podrá cambiar por otro o incluso se podrá proponer una disminución de la dosis pensando en mantener un equilibrio entre la tolerancia y la respuesta de la enfermedad.

El tratamiento se administra por vía oral y el seguimiento y control de la enfermedad actualmente se realizan solo mediante un análisis de sangre periférica lo que no presupone dificultad alguna para su realización.

Disponer de una buena información sobre las expectativas y los efectos secundarios del tratamiento, y mantener una actitud positiva ante la enfermedad son elementos importantes para afrontar la enfermedad y alcanzar los objetivos del tratamiento que son alargar la supervivencia y mantener una buena calidad de vida.

Configuración